¿Quieres reunirte con alguno de nuestros concejales? Contacta con nosotros.

Enrique Rosales: “CC y PP tienen que entender que el sector comercial debe ser primordial para el desarrollo económico de Santa Cruz de Tenerife”

El portavoz municipal de Cs afirma que “una ciudad con casi 23.000 parados no puede dar la espalda a este sector”

“Coalición Canaria y el Partido Popular tienen que entender que el sector comercial debe ser primordial para el desarrollo económico de la ciudad”. Así lo ha manifestado este sábado el portavoz municipal de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Enrique Rosales, quien ha añadido que “la capital tinerfeña, con casi 23.000 parados, no puede dar la espalda a un sector que genera el 30% de los puestos de trabajo en la ciudad”.

Al respecto, Rosales ha asegurado que “cualquier sector económico representa una forma de vida que se relaciona con su entorno”, y “genera valores, empleo, dignidad y estabilidad psicosocial”, elementos imprescindibles para “mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”.

 “Santa Cruz de Tenerife tiene un Producto Interior Bruto (PIB) directo e indirecto que depende del comercio en torno al 30%”. Por ello, ha invitado al equipo de gobierno a trabajar para “potenciar en la ciudad el pequeño comercio”, porque “son ellos los que generan empleo local y dan oxígeno a las familias”.

“El autoempleo convive con otros sectores económicos, tales como los servicios profesionales, el entretenimiento, el turismo, el inmobiliario, la cultura y la moda”, ha asegurado el edil de Cs. Y ha destacado “la importancia que tiene el pequeño comercio en la ciudad”, porque “sin él, no se entendería este sector en la capital”.

En esta línea, Rosales ha rechazado “la estrecha visión de los gobernantes locales”, ya que “no terminan de asumir que la transversalidad es clave en una época llena de decisiones que cambian a diario”, y por tanto, es necesario que “comercio y urbanismo se den la mano”.

“Un urbanismo que complace a la política de amiguetes o de parcheo para cumplir con los expedientes”, y “no tiene en cuenta a los expertos y los vecinos, pone fin a las valiosas señas de identidad de Santa Cruz de Tenerife”, ha indicado el concejal de Cs.

El santacrucero quiere convivir dentro de un entorno que establezca un dialogo de afecto hacia el ciudadano, y no en una ciudad donde prime un urbanismo inconexo, lleno de ocurrencias, y muy poco integrado en el particular entorno del municipio”, que termina por influir además en “sus zonas comerciales”.

“Hay que construir una ciudad vibrante a través del ocio múltiple y de un parque comercial diferenciado”, que cuente con “zonas de paseo ajardinadas, destinadas a las familias y los mayores del municipio”, y que “goce además de infraestructuras y lugares de uso social”, para que el municipio se convierta así en “una oportunidad con futuro, centrada en el empleo y la alta actividad económica”.

Para ello, el portavoz municipal de Cs ha propuesto que “el comercio local sea la punta de la lanza”, y cuente “con un espacio protagonista dentro de las diferentes áreas urbanas”, para que así “se establezca una convivencia acogedora y se renuncie a la mediocridad”.

“A día de hoy no se pueden poner en práctica modelos caducos”, como el que propone el proyecto ‘Ven a Santa Cruz’, puesto que “su porcentaje de apertura baja con cada edición que se da en el municipio”.

De esta forma, Rosales ha asegurado que “lo único que demuestran los gobernantes de la ciudad capitalina (CC y PP) es que para ellos el comercio no ocupa un espacio importante”. Por ello, les ha invitado a que apliquen “una nueva política que impulse las áreas comerciales”, y pongan en marcha “estrategias que ofrezcan al cliente experiencias diferentes y únicas”.

 “No se puede caer en la oferta comercial homogénea y repetitiva, como viene anunciando el responsable de la Sociedad de Desarrollo de la capital”, porque Santa Cruz de Tenerife tiene que contar con “una oferta comercial local diferenciada y única”, que aproveche “los nichos de mercado para crear una experiencia de consumo diferenciada”, para así atraer a “nuevos emprendedores”.

“El oportunismo político tiene que finalizar”, puesto que la importancia reside en que “se establezca una línea de trabajo eficiente que diseñe un nuevo modelo comercial adaptado al municipio capitalino”, ha concluido Rosales.